Historia de la Compañía

La Sexta Compañía de Bomberos de Maipú, fue fundada el 29 de marzo de 1991, en la Villa Ciudad Jardín Los Héroes, luego de la inquietud de un grupo de vecinos que vieron el explosivo crecimiento del sector y el tiempo que demoraba la compañía de bomberos más cercana en llegar al lugar, que superaba los 7 minutos, lo cual en caso de incendio era demasiado tiempo.

La Fundación de la Sexta Compañía se realizó en la casa de uno de sus Fundadores, por lo cual inmediatamente se vio la necesidad de gestionar un lugar donde poder instalar el cuartel. Mientras esto ocurría, nuestros fundadores se reunían sagradamente todos los sábados en el jardín infantil “Garfield”, lugar que era facilitado para poder reunirse, en tanto que las mangueras y pitones eran guardadas en la casa de uno de los voluntarios mientras se conseguía un cuartel.

Es así como este grupo de hombres logran conseguir con la Ilustre Municipalidad de Maipú el comodato por un terreno ubicado en Rene Olivares Becerra esquina de Pury Durante, lo cual ocurrió durante 1992.

Este terreno era un sitio baldío que los vecinos utilizaban para guardar sus vehículos, pero también era utilizado por jóvenes para consumir alcohol.

Es así como nuestros fundadores logran recuperar este terreno, gestionar su cierre y conseguir una mediagua que fueron las primeras y precarias dependencias con las que contamos. 

Esta mediagua fue gestionada e instalada por nuestros propios bomberos en el fondo del terreno, con la esperanza de que fueran unas dependencias provisorias, sin embargo, debido a la falta de recursos, estos añosos palos siguen siendo parte importante de nuestro cuartel, alojando actualmente a nuestra guardia nocturna y algunas oficinas de oficiales.

Este galpón fue construido precariamente, en madera, con las manos de los propios bomberos, para cumplir el sueño de contar con el primer carro bomba, sueño que se materializa en Marzo de 1995, al recibir el primer carro bomba luego de 4 años de grandes sacrificios.

Una vez recibido el carro bomba, nuestros bomberos ven la necesidad de contar con un vehículo de apoyo que pudiera transportar a los bomberos al incendio, por lo cual el año 1996 se adquiere una camioneta Chevrolet modelo C30 año 1981, adquirida con fondos reunidos a través de colectas, rifas y fondas, que fue acondicionada como vehículo de transporte y asignada con la clave radial J-6.

También el año 1996, específicamente el 7 de Julio, nuestros bomberos materializan la idea de fundar una “Escuela de Cadetes”. Esta escuela ha sido el semillero de nuevos bomberos, niños y niñas que llegan a nuestra compañía con el sueño de ser bomberos cuando grandes, y a través de sus 25 años de historia, ha aportado alrededor de 30 bomberos.

Nuestro primer carro bomba era un viejo berliet que ya tenía casi 30 años apagando incendios es Maipú. Sus viejos fierros ya mostraban el paso de los años, su motor era lento, sus puertas a veces fallaban y se abrían camino a las emergencias, su mantenimiento era difícil y costos, por lo cual los esfuerzos de la compañía se avocaron en poder adquirir un vehículo 0km.

Es así como el 29 de marzo de 1998, luego de 7 años, la compañía recibe su primer carro bomba 0km.

El correr de los años genera nuevos desafíos y necesidades, es así como el año 2000 se ve la necesidad de crear una nueva sala de máquinas, lugar donde se guardan y custodian los carros bomba de una compañía.

Luego de un tremendo esfuerzo económico el año 2001 se inaugura nuestra nueva sala de máquinas, está ya no era de madera ni había sido construida por los propios bomberos, estas dependencias fueron construidas en albañilería y un galpón metálico acorde a las necesidades. Hasta el día de hoy, este galpón constituye el único lugar construido en material sólido en nuestra compañía, y que resguarda nuestros bienes más preciados que son nuestras bombas.

El año 2007 nuestra compañía asume el desafío de adquirir la especialidad de Rescate Vehicular, por lo cual nuestros bomberos comienzan a capacitarse y a reunir fondos para comprar un carro que permitiera responder a este nuevo desafío. Es así como el 11 de marzo de 2009 llega a Chile una ambulancia Freightliner, modelo FL60, año 1999, adquirida directamente en Estados Unidos, para cubrir esta especialidad, la cual, por ya 15 años, nos ha permitido servir a la comunidad con una nueva área además del control de incendios.

La última década ha significado para nosotros importantes desafíos en poder mejorar nuestra capacidad de respuesta, lo cual se ha traducido en la renovación de nuestras unidades B6 y R6, los años 2016 y 2017 respectivamente, por vehículos 0km., además de embarcarnos en el mega proyecto de construcción de nuestro cuartel definitivo, proyecto que ya cuenta con el financiamiento para su etapa de diseño.

También en el servicio ha sido de importantes desafíos… el año 2019, a raíz del estallido social, innumerables incendios se generaron en nuestra comuna incluso varias semanas después del 18 de octubre, demandando importantes esfuerzos de parte de nuestros bomberos que redoblaron la guardia nocturna con una dotación que superó los 20 bomberos cada noche. Quizás el más significativo de estos incendios fue el registrado en el supermercado Líder de 3 Poniente el domingo 20 de octubre, ya que este ocurrió de manera simultánea mientras ocurría otro incendio de grandes proporciones, lo cual nos obligó a trabajar solos durante alrededor de una hora, hasta poder contar con otros apoyos.

Posterior al estallido social nos tocó afrontar la pandemia del coronavirus, que nos obligó a cambiar nuestra percepción de la vida bomberil: ya no era posible concurrir libremente a nuestra segunda casa que es nuestro cuartel, se restringió la participación de voluntarios en grupos de riesgo y se definieron sistemas de guardia semanales, de manera de minimizar riesgos de contagios, además de adoptar protocolos especiales para el trabajo en emergencias, especialmente aquellos de contacto directo con víctimas.

Nuestro “Esfuerzo y Voluntad” en 31 años de historia, ha sido responder a las emergencias de todo tipo que han afectado a la comunidad, tal como ha quedado demostrado en las emergencias que se registraron producto del terremoto del 27F del 2010, el apoyo que prestamos posterior a este mismo terremoto en la localidad de Curepto en las labores de búsqueda y rescate de posibles víctimas, el apoyo prestado al Cuerpo de Bomberos de Valparaíso en el mega incendio que asoló a dicha ciudad en abril del 2014, los mega incendios que se registraron en la zona centro sur en enero de 2017, ocasión en la cual asistimos en apoyo a la 6ª región, y miles de emergencias ocurridas en las comunas de Maipú y Cerrillos que han requerido de nuestra participación.

Ir arriba